10 actitudes de un jefe horrible

Factor_Humano_Formacion_Actitudes_Jefe_Horrible

10 actitudes de un jefe horrible

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

¡Comenzamos nueva semana y lo hacemos con humor!

Si, en otras ocasiones, te hemos hablado de aquellas características que harán de tí el mejor Jefe de Equipo, en esta ocasión queremos sacarte una sonrisa dándole la vuelta al tema explicándote 12 actitudes que pueden hacer de ti un jefe horrible.

Controlador.-

Un error muy común es el de intentar tenerlo todo bajo control. Si ves que te asalta esa "necesidad", piensa que no hay nada mejor que confiar en un empleado efectivo ya que, además de quitarte cierta presión sobre el proyecto, él se sentirá que forma parte del equipo y reafirmarás su crecimiento.

Indecisión.-

No por ser menos obvio debemos olvidar este punto. Es básico que, un gran líder, sea capaz de tomar decisiones rápidamente. La indecisión te hace débil y puede ser contraproducente para el proyecto así que, recuerda, en cualquier momento puede surgir un inconveniente; toma las riendas de la situación, despeja la mente y tomarás la decisión correcta para todos.

Terquedad.-

Cuando pensamos que siempre tenemos la razón, sin importar el qué, estaremos perjudicando nuestro negocio. Trata de tener una mente más analítica y no tengas miedo a cambiar de opinión, harán de ti un jefe más accesible.

Contrario a los cambios.-

Siguiendo el punto anterior, aconsejamos no resistirnos al cambio. Los cambios, en muchas ocasiones, son buenos y pueden atraer cosas positivas que, de habernos quedado encerrados en nuestra primera idea, no habrían sucedido.

Falta de visión.-

Como estarás comprobando, estas tres últimas anotaciones tienen mucha relación entre sí. La falta de visión no nos llevará a ninguna parte. Está demostrado que los mejores líderes tienen una visión clara y pensamiento a largo plazo.

Favoritismo.-

Algo muy coherente: Si mostramos favoritismo hacia uno de nuestros empleados, repercutirá de manera negativa en la moral del resto del equipo y, por tanto, podrá nuestro proyecto podrá verse afectado.

Arrogancia.-

Es una de las actitudes de personalidad más fea que podemos mostrar. Trata de hacer sentir a todo el mundo como un igual; escucha sus propuestas y muéstrate colaborativo.

Enojo.-

El estar paseando por la oficina constantemente enfadado o mostrando tan solo nuestro desacuerdo todo el tiempo, sólo extenderá negatividad entre el equipo.

Culpa.-

Los peores líderes se adjudican todo el mérito y culpan a otros empleados por los errores.

Emoción.-

Para terminar, es muy importante tomar decisiones con la cabeza fría y basándonos en los datos. No hay que dejarse llevar por las emociones.

¡Y, ahora sí, con esta serie de consejos y nuestros cursos en Management, ya estamos preparados ser el mejor Jefe de Equipo! 😉

Sin comentarios

Publicar una respuesta