Aplicaciones del Big Data

Factor_Humano_Formacion_Big_Data

Aplicaciones del Big Data

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Debido a la proliferación de smartpohones y demás artilugios conectados a internet, el Big Data se ha visto impulsado en nuestra sociedad a lo largo de estos últimos años.

El cada vez más conocido concepto "internet de las cosas", en donde todo está conectado, ha incrementado de una manera inimaginable la cantidad de información accesible para todo aquél que lo desee. Casas inteligentes, coches conectados, camisas con tela inteligente (¿habéis visto el modelo presentado recientemente que repele TODO tipo de manchas?), smartwatches...

A base de estadística y complejos algoritmos, el "Big Data" se está aplicando cada vez más para predecir problemas en los negocios y en la vida real, según informan los expertos. El ejemplo más claro lo tenemos en la pantalla de nuestro ordenador.

Cuando has estado buscando en Google información sobre las nuevas deportivas de tu marca favorita y, después, abres tu correo electrónico, automáticamente comienzan a aparecer en el lateral anuncios relacionados como si necesitaras ese calzado para salvar el mundo. Amazon, por poner otro ejemplo, usa también Big Data a la hora de recomendarte según qué bluray o libro.

Todas estas compañías aplican algoritmos combinando datos como los gustos del usuario al que, obviamente, conoce por adquisiciones anteriores o sus visitas a determinadas páginas web. Y la cosa va a más.

Debido a la evolución sufrida en avances informáticos y el desarrollo de ordenadores cada vez más potentes, el software actual logra interpretar datos inicialmente no estructurados como fotografías, vídeos e incluso la voz, que es una de las claves del "Big Data". Estos son estudiados y analizados para incluirlos en una jerarquía con la que vaticinar predicciones y tendencias.

Como es de esperar, el "Big Data" aporta ventajas a todos los sectores. Predicción de enfermedades en la rama sanitaria, detección de posibles fugas en instalaciones de energía, conocer tendencias a través de las compras, etc. Todo ello es posible gracias a los datos extraídos de Redes Sociales, pulseras inteligentes e incluso la geolocalización que transmiten nuestros móviles.

Previsiblemente la analítica de datos "inteligentes" reforzará aún más su papel en próximos años, debido al aumento de dispositivos móviles y, por consiguiente, de información por lo que, las administraciones públicas de numerosos países, se han volcado en facilitar el acceso de los ciudadanos a los datos públicos con el objetivo de impulsar la creación de empresas que puedan dar una nueva utilidad a esa información más allá de la originaria.

Sin comentarios

Publicar una respuesta