Las cuestiones clave en Business Intelligence

Factor_Humano_Formacion_Business_Intelligence_Cuestiones_Clave

Las cuestiones clave en Business Intelligence

Esta entrada trata sobre cuáles son las cuestiones clave en BI, es decir, aquellos procesos que deben hacerse lo mejor posible, pues inciden directamente en el éxito del proyecto.

1. Identificar bien los requerimientos del negocio.

Los objetivos deben ser estratégicos y SMART (concretos, medibles, alcanzables, orientados a resultados y limitados en el tiempo). Para que esto sea así, es absolutamente imprescindible la implicación de la Dirección de la organización y de los usuarios que utilizarán los resultados del sistema BI.

2. Ver qué información está disponible en la empresa.

Para ello hay que preguntar a todos los departamentos de la empresa: ¿qué información tenéis? Puede que ellos piensen que esa información no es clave para el negocio, pero resulte que sí lo sea. Preguntar, investigar, averiguar la relación entre las distintas fuentes de información operacionales, dónde está, qué formato tiene.

3. Valorar la relevancia de la Información externa para el negocio.

Existen múltiples fuentes que pueden proporcionar datos valiosísimos para la estrategia de negocio. Un ejemplo claro es la información sociodemográfica, financiera o geolocalización.

4. Conocer cuáles son las principales Fuentes de información.

Se puede tener mucha información de pocas fuentes, o poca de muchas y variadas. Las principales fuentes son operacionales (CRM, ERP, etc.), departamentales (presupuestos, previsiones, etc.) o información no estructurada (mails o vídeos, por ejemplo).

5. Elegir la herramienta.

Este proceso puede ser muy complejo, incluso suponer un miniproyecto. Primero se hace necesario ver qué herramientas ya existen en la empresa para poder tener un buen punto de partida. El cumplimiento de los objetivos debe ser la prioridad: responder a consultas, cruzar entidades, navegar en la información, análisis avanzado (Data mining), distribuir las conclusiones y tomar decisiones.

¿Elegir herramientas propietarias o soluciones opensource? Pues depende de las necesidades. La cuestión es hacer una selección rigurosa y basándose en criterios bien definidos y estructurados. Se puede hacer un Comité de selección que se encargará de seguir los pasos adecuados para conseguir la mejor herramienta. Los pasos más habituales suelen incluir una preselección fruto de una búsqueda inicial, luego se confecciona una lista con 5 o 6 soluciones. A esos proveedores se les hará llegar un formulario con los requisitos. Los que satisfagan los requisitos imprescindibles (suelen ser 2 o 3) tendrán la posibilidad de hacer una prueba piloto con datos reales de la empresa. Con los resultados de esa prueba funcional se realizará la selección definitiva de la herramienta.

6. Modelizar la estructura informacional.

En esta fase ya estaremos pensando en cómo será el almacenamiento de los datos (tablas, Datawarehouse, Datamarts, OLAP, no estructurado), en cuál es la calidad de los datos, los procesos ETL y en el análisis avanzado.

Cuando hemos llegado aquí, aún no hemos comenzado el proyecto de BI propiamente dicho, pero hay que tener en cuenta que, si no hemos "hecho los deberes", el éxito estará gravemente comprometido.

Fuente: María Gutierrez.

Sin comentarios

Publicar una respuesta