Hologramas táctiles

Factor_Humano_Formacion_Hologramas_Tactiles

Hologramas táctiles

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Un equipo de científicos de la Universidad de Bristol, Reino Unido, ha creado una tecnología háptica que les permite generar elementos en tres dimensiones sensibles al tacto al estar basadas en ultrasonidos, es decir: han inventado los "hologramas táctiles".

Estamos hablando de un proyecto que se encuentra en una fase muy temprana de desarrollo pero que presenta multitud de posibilidades, desde hacer uso de esta tecnología en smartphones (como simple entretenimiento y videojuegos) a aplicarla con fines de mayor importancia como la medicina; por ejemplo, creando hologramas táctiles a tamaño real de los órganos vitales del cuerpo humano para estudiar su anatomía y examinarlos con precisión. Falta aún concretar la exactitud de esta tecnología pero, desarrollada hasta sus límites, un cirujano podría tocar el órgano virtual obteniendo un conocimiento significativamente más profundo del que dispone hasta ahora.

Por otro lado, investigadores japoneses de la Universidad de Tsukuba se encuentran también inmersos en el desarrollo de esta tecnología logrando hologramas 3D interactivos al combinar rayos láser, lentes y espejos. Estos láseres disparan ráfagas ultracortas de luz que duran un cuatrillón de segundo (femtosegundos); con tan breve espacio de tiempo, el láser se concentra en una región de las moléculas de aire liberando un electrón y emitiendo luz creando plasma. Al entrar la piel humana en contacto con este plasma, el holograma detecta las vibraciones de las moléculas de aire sintiéndolo al tacto de manera similar a un papel de lija.

En el pasado ya se trató de hacer uso de este tipo de hologramas con ráfagas de luz medidas en nanosegundos pero, a esa velocidad, un láser puede llegar a quemar nuestra piel por lo que se siguió con el estudio de esta tecnología por cuestiones de precaución. Así, al aumentar a femtosegundos la velocidad de reproducción de los vóxeles (imágenes en movimiento mediante píxeles en un área tridimensional), se hacen completamente inocuos para el ser humano logrando hologramas hápticos sin necesidad de medios adicionales.

Para cerrar nuestro artículo, os ofrecemos un vídeo demostrativo sobre el funcionamiento de esta tecnología.

Sin comentarios

Publicar una respuesta