Hyperloop

Factor_Humano_Formacion_Hyperloop

Hyperloop

Hyperloop pretende conectar la capital de España con la ciudad condal en un trayecto que no supere los 30 minutos de duración: Madrid y Barcelona estarán "más cerca que nunca" a partir del año 2019.

¿En qué consiste exactamente esta maravilla del transporte?

Sus creadores, que terminaron el estudio de viabilidad el pasado 2014 y comienzan la construcción en unos meses, definen Hyperloop como una cápsula levitadora movida por aire comprimido que se desplaza dentro de un tubo a la impresionante velocidad de 1.200 kilómetros por hora.

Dirk Ahlborn, CEO de "Hyperloop Transportation Technologies", ha destacado como puntos sobresalientes su alta velocidad, el bajo coste de construcción que tiene el proyecto y el uso que hace de la energía renovable.

420 personas de todo tipo, ingenieros y expertos del sector, de diferentes países y organizaciones (NASA, Tesla, Google, Yahoo y la compañía española Next Limit Technologies, entre otros) han dedicado cerca de 10 horas semanales al proyecto sin recibir remuneración económica alguna, con la condición de tener participaciones de la empresa. Se plantea hacer un trayecto de prueba que consta de 8 kilómetros en California con la intención de que, yendo todo sobre ruedas, pueda estar abierto al público a finales de 2018 o en 2019 tratando de mover hasta 10 millones de personas anualmente.

Ayudado por energía solar y compuesto por potentes baterías recargables de larga duración, cada cápsula o vagón tendrá espacio para 28 viajeros cuya experiencia de viaje será completamente cómoda ya que la presión en el interior está reducida mediante tecnología innovadora. La cápsula, además, cuenta con suficientes medidas de seguridad provistas en caso de emergencia basadas en tecnología que  sobrevive a terremotos de grado 8 en la escala Richter.

Más de una veintena de ciudades de diferentes puntos del globo ya han mostrado su interés por adquirir esta cápsula con intención de construir las infraestructuras necesarias para su uso.

Siendo un proyecto privado y que carece, por tanto, de financiación pública, podría parecer un impedimento para sacarlo adelante pero sus creadores garantizan que sus costes se encuentran muy por debajo al de las redes ferroviarias actuales de alta velocidad.

Una vez que esté construído y, aunque ahora mismo suene a película de ciencia ficción, prometen que el transporte será capaz de recorrer 560km en apenas 35 minutos.

"¿Es un pájaro? ¿Es un avión? ¡No, es Hyperloop!".

Sin comentarios

Publicar una respuesta