Iniciativa 2045

Factor_Humano_Formacion_Iniciativa_2045

Iniciativa 2045

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Se conoce como "Iniciativa 2045" a un proyecto que pretende traer la inmortalidad virtual a los humanos, cambiando el concepto de vida tal y como lo conocemos en la actualidad.

El empresario multimillonario ruso Dmitri Itskov (que ya ha hablado con más de un millar de las personas más ricas según la lista Forbes), anunció en 2012 este controvertido proyecto en donde se pretende "unir" humanos con máquinas en un plazo ahora de 30 años, esto es, en 2045. Pero, ¿cómo es posible semejante idea?

Por surrealsita que pueda parecer, a través de una serie de pasos tecnológicos progresivos divididos en cuatro fases se podrá llegar a transferir nuestra mente a un nuevo cuerpo prefabricado.

La primera de estas fases recibe el nombre de  "Avatar A" y se está llevando a cabo entre 2015 y 2020. Durante este tiempo, 30 científicos pertenecientes al proyecto buscan que el cerebro humano tenga la capacidad de controlar robots y prótesis mecánicas a distancia gracias a los impulsos eléctricos del propio cerebro. Crearán, también, los primeros prototipos de avatares para producirlos en masa.

"Avatar B", la segunda fase, transcurrirá desde 2020 hasta 2025. En este periodo quieren hacer una operación en donde extirpar un cerebro humano, manteniéndolo con vida y trasplantándolo a un cuerpo robótico para, después, hacer pruebas de interacción con el entorno con la misma naturalidad que un cuerpo humano normal.

Desde 2030 a 2035 llegaría "Avatar C" en donde se creará un cerebro virtual capaz de pensar por si mismo creando inteligencia artificial, evolucionando y mostrando autosuficiencia pero superando los niveles de aprendizaje de un cerebro humano al poder modificar y corregir patrones de conducta erróneos. A este cerebro virtual se transferirían todos los aspectos de nuestra personalidad, recuerdos y habilidades adquiridas a lo largo de la vida.

La cuarta y última fase, "Avatar D", llegaría en el año 2040 y abarcaría hasta 2045 trabajándose en la fusión de esos cerebros virtuales con un cuerpo virtual prescindiendo por completo de un cuerpo robótico físico.

Evidentemente, es demasiado pronto para aventurar si este proyecto tendrá éxito o no pero, de momento, el millonario experto tecnólogo y futurista Raymond Kurzweil ya ha aceptado unirse a la iniciativa.

Sin comentarios

Publicar una respuesta