Makani, la cometa de Google

Factor_Humano_Formacion_Makani_Google

Makani, la cometa de Google

Google [X], un laboratorio "secreto" a modo de división experimental de la reconocida compañía, es el encargado de poner en marcha el proyecto conocido como Makani con el que, según el estudio realizado, supondrá un ahorro significativo en la obtención de energía generando un 50% más que un molino eólico en la actualidad.

Consistente en un conjunto de cometas gigantes autónomas construidas con materiales ultramodernos, su jefa de equipo, Paula Echeverri Mondragón, explica cómo las cometas Makani utilizan software específico para dotarlas de "inteligencia" para que ellas vuelen solas llegando a alcanzar alturas mínimas de 80 metros y máximas de 350 ofreciendo un sistema de energía renovable de costos muy inferiores a los ahora existentes.

Aunque hasta el momento es tan sólo un prototipo, Echeverri explica que se encuentran en proceso de crecimiento: "La idea es que el nuevo prototipo funcione en las granjas eólicas, el mismo ambiente de las turbinas tradicionales". Así, en este 2015 que ya llega a su fin, se inició un programa piloto en Hawai en donde se hicieron pruebas de vuelo de larga duración y comprobar qué cantidad de energía generan estas cometas.

La energía eólica tan solo representa un 5% de la producción total consumida en el mundo, por lo tanto, con esta brillante iniciativa en el ámbito de las energías renovables, Google da un paso adelante en la preservación por el medio ambiente.

Y es que, aunque las turbinas de viento actuales fueron un gran avance en lo referente a generar energía eólica, arrastran el inconveniente de ser estructuras pesadas, complejas, limitadas y, sobre todo, costosas: sólo se pueden instalar en lugares donde el viento alcance de 20 a 28 kilómetros por hora empleando para su creación toneladas de hormigón y acero.

Construidas con materiales y electrónica de bajo peso, las cometas de Makani tan sólo emplean un 10% de esos recursos, generando energía limpia y renovable a muy bajo coste presentándose como una interesante respuesta al problema global de las energías renovables.

Sin comentarios

Publicar una respuesta