fbpx

Linux y el software libre:nuestra libertad de elección

Linux y el software libre:nuestra libertad de elección

Como usuarios de ordenadores en nuestro día a día, ya sea para trabajar, como en nuestros momentos de ocio, el poder disponer de herramientas de software es una necesidad fundamental.

Generalmente dedicamos tiempo a la hora de tomar una decisión de compra de un ordenador, ya que nos supone una inversión de dinero que suele ser elevada, pero la mayoría de las veces no le dedicamos el mismo tiempo a la decisión del software que usaremos en nuestro equipo, ya que damos por hecho que nos vendrá preinstalado o que podremos reutilizar el que ya tenemos.

Con el reciente fin del mantenimiento de Windows 7 por parte de Microsoft (en enero de 2020), los usuarios repentinamente se han visto obligados a actualizar su sistema a la última versión y muchos se han encontrado con que su equipo no lo soporta, lo que implica verse a adquirir un equipo nuevo.

Al hacer esto no nos damos cuenta de que nos estamos volviendo dependientes de un software propiedad de una empresa (Microsoft, Adobe, Apple, etc) que nos puede, por tanto, obligar a determinadas cosas que nosotros no queremos hacer.

Además de que ese software que viene instalado en el PC, no es gratuito: el coste de las licencias viene incluido en el precio de equipo que estamos adquiriendo, queramos o no queramos.

Del mismo modo que cuando nos compramos un coche podemos elegir donde repostar, que marca de neumático utilizar o si aparcarlo en la calle o en un garaje, y tenemos claro que nadie puede forzarnos a hacer nada que no queramos hacer, dejamos que en nuestro ordenador otro tome esas decisiones por nosotros.

Debemos ser conscientes de que nuestro equipo es una herramienta fundamental y por tanto buscar las soluciones necesarias para que funcione correctamente, y la más importante es el sistema operativo.

¿Que es un sistema operativo?

El sistema operativo es el software fundamental para poder utilizar un ordenador. Un PC sin sistema operativo no es más que un conjunto de piezas de plástico y metal, que solo nos serviría para hacer de soporte de una maceta.

El sistema operativo es el software que permite la interacción entre el usuario y el propio ordenador, así como la gestión y la comunicación con los diferentes periféricos (pantallas, impresoras, escáneres, etc)

El sistema operativo por tanto, al ser tan importante, no es una decisión trivial. Los usuarios de PCs no se suelen plantear nada más que la versión de Windows que vendrá instalada en su nuevo equipo, y los de Apple, la correspondiente versión del MacOS.

Pero fuera de esos dos sistemas hegemónicos y propiedad de multinacionales, existe una amplia variedad de sistemas operativos, muchos de ellos miembros de la familia del Software Libre y desarrollados por millones de de programadores a lo largo y ancho del mundo, de entre los que destaca Linux, con sus múltiples distribuciones, como Ubuntu, Red Hat, Linux Mint o Kali Linux, entre las más conocidas.

¿A que nos referimos con Software Libre?

El software libre registrado con una licencia, diferente al tradicional copyright, que permita las siguientes libertades esenciales, enunciadas por la Free Software Foundation:

  • Libertad 0: Ejecutar el programa
  • Libertad 1: Estudiar y modificar el código fuente
  • Libertad 2: Redistribuirlo libremente
  • Libertad 3: Distribuir versiones derivadas del programa

Estas libertades implican que ademas de acceso al software propiamente dicho, tenemos acceso a su código fuente, esto es, el código de programación con el que está hecho el programa.

Esto, siendo usuarios normales. nos puede parecer poco importante, pero es la garantía para que nadie pueda implementar en dicho programa ningún código malicioso, puertas traseras, recopilación de datos de los usuarios, etc, ya que cualquier usuario con conocimientos de programación puede ver como está hecho.

El software libre no implica necesariamente que este sea gratuito, aunque la mayoría de las veces así es, con lo que además eliminamos el coste de las licencias que nos supone el software privativo.

Linux es un sistema operativo registrado bajo la licencia GPL, que es la pionera y principal licencia de Software Libre.

¿Es complicado usar el software libre?

Es igual de complicado de utilizar que el software privativo, y los programas libres que hacen las mismas funciones que sus equivalentes privativos son bastante parecidos, de modo que cambiar de unos a otros no nos debería suponer un gran problema.

Además de gran cantidad de recursos, foros y grupos de usuarios que podemos encontrar en Internet, podemos formarnos. En el caso de Linux, existe un programa oficial de certificaciones, gestionadas por el Linux Professional Institute (LPI) que habilita a los usuarios para el uso de Linux desde el nivel de usuario (Essentials) hasta las competencias de AdministradorIngeniero de sistemas o Especialista.

Si estás interesado en la formación en Linux, Factor Humano Formación te ayuda a preparar los exámenes de certificación y adquirir las competencias necesarias para encaminar tu carrera al mundo del Software Libre.

En próximos artículos desarrollaremos estas certificaciones en más profundidad.

¡Apuesta por el Software Libre!

>